La lucha contra el alcoholismo de los jóvenes estadounidenses

A la hora de luchar contra los  del alcoholismo de los jóvenes, en los Estados Unidos nos enfrentamos con el problema de que tienen una concepción de la vida privada distinta a la que hay en Europa.

Mientras en Europa los ciudadanos son más propensos a dejar que el Estado regule incluso lo que se hace en casa, en los Estados Unidos son muy reacios a ello, por lo que es más complicado luchar contra el alcoholismo.

jovenes

De ahí, que más que con leyes, la lucha se tenga que dar a través de programas que convencen a los padres de la importancia de que sus hijos eviten el alcohol o con otros programas en las escuelas, dirigidos directamente a los adolescentes.

La importancia de que los padres hablen con sus hijos

Uno de los programas porno es el que en inglés se conoce como “Make a Difference: Talk to your Child about Alcohol”. Este programa está dirigido a los padres, ya que se ha demostrado que los hijos que hablan con sus padres a menudo tienen menos problemas con el alcohol.

Simplemente hablando de la escuela, del deporte y también del alcohol, parece que los jóvenes no son tan propensos a beber, quizá porque saben que hay una familia detrás que se preocupa por ellos y que enseguida va a cortar el consumo.

Este programa también enseña algunas cosas, como por ejemplo a organizar fiestas para jóvenes en las que no hay alcohol, y también a detecta los primeros síntomas del consumo de alcohol en los más jóvenes, para que los padres puedan actuar desde el primer momento.

El programa “Parents Who Host, Lose the Most”

Este es otro programa, que traducido quiere decir que los padres que sirven alcohol a sus hijos pierden más.

En muchos casos, y siempre con la mejor de las intenciones, los padres montan fiestas en las que sirven alcohol, casi siempre de baja graduación, para sus hijos y amigos, siendo muy típicas las fiestas de graduación.

La idea es que al estar los padres presente, la cantidad de alcohol que van a tomar los jóvenes está controlada, de forma que no hay un abuso de porno esta sustancia como puede haber si la fiesta se celebra sin control.

Los especialistas dicen que esto es un error grave, puesto que da la sensación a los chicos, desde edades muy tempranas, que beber alcohol es lo normal, por lo que lo convierten en un hábito que a la larga pude crear un problema de adicción.

El programa Safe Homes

El último de los programas de los que os vamos a hablar es el programa Safe Homes u hogares seguros en castellano. En este programa, los padres asumen un compromiso que se renueva año a año, en el cual se comprometen a hacer sus hogares seguros para los más jóvenes con respecto al alcohol.

Algunas de las medidas que se toman son guardar el alcohol en lugares seguros, a los que los jóvenes no tengan acceso, bajo llave si es preciso, no permitir las fiestas sin supervisión de un adulto o nunca permitir que los jóvenes beban alcohol en el hogar, aunque sea de baja graduación.

Como os podéis dar cuenta por las medidas, en algunos hogares los más jóvenes tienen problemas serios con el alcohol, problemas que en las zonas deprimidas comparten con sus padres. De ahí la importancia de estos programas que aúnan la prevención con la lucha contra la presencia del alcohol en la vida de los adolescentes.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *